miércoles, 12 de agosto de 2009

Aún tenemos patria, ciudadanas!

A veces siento que aún tengo 13 años, y que soy la gordita simpática y estudiosa con la que todos conversan y se ríen, pero que ningún compañero de cuso ha invitado –ni invitaría- a tomarse un helado después de clases, en el sumum adolescente de la invitación romántica, que seguramente termina con un piquito de despedida antes de subirse a la micro.

¿Será una cosa de autoestima? Nunca me he sentido fea (o al menos desde que bajé gran parte de los kilos que tenía de más), pero sé que tampoco soy una belleza sideral de esas que deja sin aliento. Inteligente soy, sin duda, pero he descubierto con el paso de los años que no es una cualidad que le agregue demasiado valor a uno, en esto que podríamos llamar el mercado de las relaciones de pareja.

Digo, para mí es importante estar con alguien inteligente, que tenga tema de conversación, que sea divertido y chispeante y con quien sienta que al conversar, el tiempo vuela. Pero parece que para ellos eso no es tan vital. Lo he observado últimamente, al enterarme que dos candidatos que estaban en mi lista de “posibles conquistas”, y que por lo mismo, consideraba entre otras cosas inteligentes, se emparejaron con la típica chica que, sin mirar en menos, destaca más por esa belleza sideral que deja sin aliento que por la inteligencia divertida y chispeante.

Tal como a mis 13, el chico guapo y divertido invitó a tomar un helado a la más linda del curso, y le contó sus planes a la amiga gordita, simpática e inteligente, para la que ni siquiera había espacio para un triángulo amoroso, a lo serie de TV de preparatoria gringa.

Un tema recurrente de este blog ha sido ese: ¿Cómo encontramos nosotras, las chicas 2.0 –inteligentes, independientes, claras y resueltas- a chicos que valoren esas cosas y no se encandilen solamente por un cuerpo perfecto? Sé que los hay –o al menos, me lo imagino-, tal como me imaginaba a los 13 años que alguien iba a invitarme un helado después de clases, cosa que finalmente sí terminó sucediendo.

Entonces –espero!- aún tenemos patria, ciudadanas!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo que me he preguntado hace rato, siendo tema recurrente entre las amigas en mi condición, es mejor una chica inteligente y normal físicamente que una media tontita y estupenda, los hombres que son básicos se las juegan por las segundas, sin pensar que los años pasan...

David González dijo...

Es lo que pasa, especialmente en aquella edad de puber, que las cosas entran por la vista, y para los hombres, salir con la chica mas linda (que coincidentemente era la mas "facil", para algunos muchachos, eso si) era como ganarse el kino.

Despues uno se pega los alcachofazos,y que el paso del tiempo, la gravedad, el exceso de chelas, juergas y otras yerbas, y la "mala mano" de esos muchachos con el que estuvieron, producen sus "efectos secundarios". ahi se da cuenta que habia que aprender a conocer a la chica inteligente y normal.

como decia un curita amigo:" algunas mujeres son como una flor, son bellas mientras esten junto a la planta; la arrancas y se marchitará al poco tiempo".

Anónimo dijo...

sin animos de ganarme al respetable publico o la dueña del blog.
lo que pasa que mujeres 2.0 existen muchas, pero hombres que sepan verlo y tomarlo en cuenta pocos. Por ende es mucha oferta para tan poca demanda.
lo que es yo ya me prendo una mujer 2.0 y me encanta...lo recomiendo :D
y como en esperar no hay tiempo y la esperanza es lo ultimo que se pierde.
ANIMO...por ahi puede estar

Sebastián dijo...

La verdad es que no sabia cuanto me gustaban las mujeres 2.0 hasta que conocí y salí con una... Quedé tan maravillado, que este año me caso con ella =)

Tienes que tener calma... que antes de lo esperado llegará quien te mime y quiera por lo que eres.

Un abrazo!

g. dijo...

Hola tanto tiempo sin escribir, bueno voy al grano, ¿donde buscas en la X o en la Y?. Por otro lado parece que los kilos no fue tanto igual tuviste tú invitación a tomar helado.

Se despide uno que quedo con ganas de tomar helados a los 13 y tuvo que esperar 17 años más, jaja.

Brujería Tolteca dijo...

Genlal encontrarme con tu espacio...

De acuerdo a lo que leo TE ASEGURO que si no fuera por esa niña gordita de 13 años que a lo mejor no era muy tomada en cuenta socialmente hablando, el día de hoy no tendrias esa sensibilidad y aguda capacidad de observación que hoy tienes... lo cual te permitirá evaluar, y mas que eso, intuir acertivamente y atraer a una persona que llegará a ti como complemento...y te invitará a mas que un helado jeje... un abrazo y te invito a mi espacio ;) Claudio.-