lunes, 15 de diciembre de 2008

El Matrimonio (III Parte y final)

La despedida

Después de haber bailado un rato, de haber cenado y conversado con la gente que no veía hace tanto tiempo, y cuando la hora y la deserción de invitados hacía decoroso iniciar la retirada, caminé lentamente por entre las mesas, y me senté a su lado.
-Me voy, nos vemos- le dije, como si mi intención hubiera sido solamente despedirme
-Pucha, tan temprano -me dijo él, mirando hacia donde estaba sentada-…parece que a tu acompañante le dio sueño
-Jajaja, sí- le dije yo, divertidísima de su talla, tanto por patuda como por acertada
-…..pero bueno, dame tu número a ver si nos tomamos un café en la semana.
Recité mi celular mientras él tecleaba en el suyo, y pasándome de lista le dije “ahora pínchame para que me quede grabado a mí”.
Así lo hizo, y comenzó a sonar la música de Indiana Jones que tengo como ringtone.
-Ah ya, Indiana Jones- me dijo
-Claro, siempre lista para la aventura…
Me paré, le di un abrazo y volví a la mesa donde Prometeo me esperaba con cara de aburrido
-¿Ahora sí nos podemos ir?- me dijo
-Claro, ahora sí
-Si fueras hombre, no te faltarían minas…-me dijo
-….pero como soy mujer, todos huyen de mí por lo aguja- dije, completando mi razonamiento, y esperando que este no fuera el caso

El matrimonio

Aunque larga, la ceremonia religiosa estuvo bien. Prometeo –que se veía especialmente guapo de terno oscuro y corbata azul- me hizo reír demasiado ante la poca concurrencia a la hora de la comunión
-Al cura le iría mejor si en vez de hostias diera sopaipillas
-Claro, untadas en chancaca en vez de vino tinto
Continuamos los devaneos herejes hasta que terminó la ceremonia. Como llegamos medio tarde, no pudimos saludar a la gente a la entrada, pero a la salida fue otra cosa.
Estaban allí varios de los amigos de mi ex, que tal como el novio me dijo, no estaba invitado. Muchos de ellos iban acompañados de sus esposas e incluso de sus hijos pequeños....se notaba que no nos veíamos hace rato.
Varios se acercaron a saludarme de manera bastante cariñosa, y a conversar de qué había sido de mi vida en estos más de 5 años en que no nos habíamos visto.
De repente, entre tanta conversa y presentación de pololas y esposas, lo vi. Estaba solo, parado en el costado de la iglesia y me miraba desde lejos, fumando un cigarro. Me había olvidado que mi ex tenía amigos guapos. Solamente nos hicimos un movimiento de cabeza a modo de saludo.
Después del taxi –Prometeo al final no quiso llevar su auto. “Me lo pueden rayar si lo estacionamos en la calle”, me dijo-, la llegada al centro de eventos y el coktail de rigor, se produjo el contacto.
Yo iba saliendo del salón hacia el baño, y él venía entrando desde afuera.
-Cómo estás?- Me dijo después de darme un beso en la mejilla y un abrazo con sus dos manos apoyadas en mi espalda descubierta
-Bien bien, y tú?
Ahí empezó la conversación de resumen, en la que curiosamente, descubrimos que vivíamos a tres cuadras de distancia.
-Ah no!!!!!, nos tenemos que juntar a tomar un café en la semana- me dijo él
-Claro, después nos ponemos de acuerdo
-....oye, y con quién viniste tú?- me dijo, curioso
-Con un amigo. El novio me amenazó con que nadie iba a venir solo, así que tuve que inventarme acompañante-lo cual, en estricto rigor, era totalmente cierto.
-Pucha, haber sabido…..- me dijo él, sonriendo con cara maliciosa y mostrándome sus margaritas en las mejillas
No le dije nada, pero le sonreí, y volví a entrar al salón, porque ya estaban sirviendo la cena. Pensaba en las curiosas vueltas que tiene la vida.

3 comentarios:

Sebastián dijo...

Al final Prometeo sirvió de acompañante y para pagar el taxi... o no?

Espero que este encuentro sea más que fructifero... y el cafe de la semana te permita sacar muchas cosas en limpio...

Saludos!

Venus dijo...

jajaja "pero como soy mujer, todos huyen de mí por lo aguja" me reí con esto, me siento un pokito identificada... pero sabes, tiene algo bueno esta condición, sólo los valientes se atreven a pasar la línea jeje

DEBES contarnos los del café si o SI jeje

Saludos!

RayenFlowers dijo...

Aunque en rigor haya sido cierto, creo que no deberias haber dicho que "te inventaste un acompañante" jajaja "antes muerta que sencilla"