jueves, 11 de septiembre de 2008

La liquidación

Claro que es una reducción un poco injusta, pero de todas maneras me pareció un concepto interesante.
Rodeadas de gente de la nobleza informática santiaguina, en el lanzamiento de un nuevo sitio de web 2.0, sentada con mi amiga que logró ponerme en la lista gracias a sus influencias sociales de las que yo carezco por completo, comiendo y tomando en la mejor modalidad (rico y gratis), iniciamos la conversa.
-Tengo un amigo que me dijo que él cree que buscar pareja a estas alturas de la vida es como ir a una liquidación de temporada- me dijo ella.
-¿Cómo así?- le contesté, sosteniendo el vaso perfectamente congelado de la mejor caipiroska que he tomado este año.
-Claro, porque sólo quedan los saldos y las devoluciones.
-Jajajaja, ya te entiendo.
-Si pues, los saldos son los tipos que nadie quiere, los que nunca se han emparejado o están sospechosamente solteros, y por eso uno empieza a preguntarse “qué tiene este tipo que no tiene pareja”.
-Ajá- le dije yo, dándole vueltas al asunto.
-Y las devoluciones, claro, separados o saliendo de relaciones largas…
Y claro, más cerca de los 30 que de los 20, obviamente uno se topa cada vez más a menudo con separados (algunos con hijos) y con aquellos especimenes que despiertan nuestras sospechas por encontrarse aún solteros.
Terminó el evento, y cada una se fue a su casa, pero el tema de la liquidación me quedó como un eco en la cabeza.
Quizás porque estoy en una etapa optimista, me acordé de mi abrigo color chocolate, maravilloso, de corte perfecto y justo de mi talla, que me compré a nueve lucas (y que tenía cosidos todos sus botones) en una liquidación hace un par de años, lo que sin desmentir del todo la teoría del amigo de mi amiga, le pone matices: Igual uno puede encontrar algo perfecto en la liquidación, porque quizás alguien lo devolvió porque no le gustaba ni le quedaba bien pero es perfecto para uno, o porque al final del cerro de cosas de la temporada pasada, estaba ese saldo radiante en el que ninguna otra compradora había reparado.
Así que mi moraleja es la siguiente: si buscar pareja es una liquidación, entonces habrá que hacerse el ánimo para hurgar en los percheros y revolver los canastos hasta el fondo.

22 comentarios:

Alejandra dijo...

Es que de partida esto no se busca creo yo. Pasa en el momento porque no es algo digno de forzarse.
La analogía de las liquidaciones... está entretenida no sé, puede ser en algunos casos. ¿Pero qué vendría siendo una ahí?
En todo caso, me quedo con el carrete, me encantan esas cosas así de comer gratis, viene bien de vez en cuando, te acuerdas de Terra?
Saludos amiga

Faracita dijo...

Jajajaja!

Y si... la teoría clásica del saldo o devolución!

Después de los 30-35 es complicado encontrar un saldo, porque una asume que la falla tiene que ser muy grande para que nadie lo llevara, no?

Así que, yo prefiero también las devoluciones... pero ojo! Que depende de cuántas lleve, porque compañera, si lleva como 4 devoluciones el género no puede estar TAN equivocado, no? Así que también hay que poner atención a la falla...

Saludos y nos estamos leyendo!

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

antes de todo gracias por pasar por el blog...desde hace unos meses lo tengo un tanto olvidado, pero ya he retomado nuevamente mi (a veces falsa) inspiración...

me gusto tu entrada...pero sabes...no se, solo tengo un año menor que tu, soltero...y no se, pero cada vez escucho mas gente de mi edad hacer referencia a la necesidad de tener pareja, de encontrar a alguien y todo eso....sere yo el que estoy mal y ya un poco viejo, sin darme cuenta que el tiempo pasa volando por mi...o quizas que todo el mundo se apura demasiado en encontrar a su media naranja...

no se, a mi no me han devuelto, y tampoco creo ser esa prenda ultima que queda para liquidación...concuerdo con Alejandra al creer que esas cosas no se buscan...en mi caso, mi idea no es establecerme hasta pasado (mas o menos los 35) los treinta años...pero onvio, si algo aparece antes, creo q estas cosas uno no las controla y habria que vivirlo nada mas....

eso...en todo caso esta buena la analogia...cuidate, saludos...estamos escribiendonos...

Bárbara dijo...

Ale: Gracias por la amabilidad de seguirme leyendo....y yo al menos, tal como mi abrigo color chocolate, me siento un flamante saldo, jejeje.

Francita: Toda la razón, lo tendré en cuenta....pero en mi caso, mi hiostoria ha estado más llena de saldos que de devoluciones, jejejeje.

Vicio: Claro, toda la razón. A mí al menos me pasa en que hay períodos que pienso lo mismo que tú, y otros en los que mataría a mi madre y vendería a mi hermana chica a las mafias rusas de tráfico de organos por despertarme abrazada con alguien especial. Como todo en la vida, llegará a su momento.

Nutela dijo...

me encantó la teoría!!!

te aviso cómo me vaya cuando tenga ánimo para hurguetear por los saldos.

besos desde baires.

sol

LA FURIA dijo...

Lo bueno es que ya está en vitrina la temporada primavera-verano. A ver qué sale.

JLPA dijo...

EStupdna la reflexión sobre la liquidación. Y gracias por pasarte por mi blog. Es todo un honor.

Saludos desde Madrid

Nacho dijo...

Tiene su gracia la comparación con el tema de las liquidaciones en tiendas.

Pero se me hace gran lío si en vez de rebajas o saldos lo que hace el mercado es un 2 x 1 o algunos que hacen un 2 x 3.

Tremendo lío. Ufff.

Angel y Demonio dijo...

Juajuajuuajua!! Se ajusta bastante bien a mi teoría de buscar hombres de segunda mano, sólo por mis sospechas (aun infundadas y copletamente teóricas) de que a porrazos se aprende, y que quizás así encuentre alguno que ya sepa algo más de la vida ...

Por otro lado, me dió risa el comentario acerca de que ya está por salir la temporada primavera-verano, juajua!! Se me ocurrió que hacía referencia a las camadas nuevas, a las que por algun motivo insospechado aun no se me ha ocurrido echarle el ojo, en fin. tu comentario caerca de vender a tu madre y hermana chica a la mafia rusda, notable. :)

Saludos!

Mamutita dijo...

quizá haya que apurarse a regatear por un saldo de invierno que sirva para esta primavera!

Martín Garrido dijo...

Hombre, el tema de las parejas está hoy día bastante jodido. De hecho, hace unos días que hablé en mi blog de ello, utilizando la película Cuando Harry encontró a Sally como analogía... El caso es que la gente se empareja muy rápido y muchas veces con el único propósito de no quedarse sola. Es triste pero he conocido muchos casos de amigos míos que ya son saldos de por sí, con pareja o sin ella, y que sólo esperan una oportunidad en la vida, de lo que sea... Ja ja ja. Bueno, no me hagas mucho caso, que hoy tengo un mal día...

Un saludo.

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

vale...si, concuerdo contigo...es 18 y deperto solo..y si, tb hubiese dado algunas cosas a "la mafia rusa", jajaja..por tener el aliento de alguien a mi lado...pero nada, esperemos que durante los proximos dias se solucione eso, jaja...

me gusto eso cuando mencionas la mafia rusa, sobre todo por que acabo de ver "promesas del este".....excelente film...me gusto en extremo...

cuidate, saludos...y feliz 18....

Bárbara dijo...

Nutela: Sin prisa,pero sin pausa.
La Furia: Esúchanos, Señor, te rogamos!
JPLA: De nada, tu blog me recuerda que no hay envidia sana, y te envidio desde el tuétano por poder ver tanto cine español....
Nacho: Interesante variación a la teoría, a la que -por el momento- no tengo solución....pero no les ha pasado a ustedes que en una liquidación de 2X1 sólo quieren llevarse una prenda pero les parece escandaloso pagar el precio que la tienda pide por llevarte 2? A lo mejor por ahí va la cosa...
Angel y Demonio: Toda la razón, también creo que con los porrazos uno aprende, pero convengamos que tampoco queremos un membrillo de colegial (Lectoes internacionales, me explico: el membrillo es una fruta ácida y muy dura, que los colegiales chilenos -al menos los de hace un par de décadas- estrellaban repetidamente contra la muralla para que se ablandara y poder comerla).
Mamutita: Confiemos en los "saldos basic", esos que te sirven para todo evento.
Martín Garrido: Te encuentro razón y también me da un poco de pena esa gente. Ese es el problema, creo yo, de la generación medio narcisista que somos los que casi tenemos 30: no queremos alguien que quiera estar en pareja y por eso se empareje con nosotros, sino que alguien que se empareje con nosotros porque nos quiere....o al menos eso creo yo. Un abrazo.
Vicio: Claro, es 18 de septiembre y me desperté igual que tú, pero bueno, ya llegará y vendrán dieciochos (y diecinueves y veintes) mejores.
Oye, y qué gran peícula Promesas del Este, todo un hallazgo!
Saludos!!

terry dijo...

Bárbara, te agradezco que me visitaras y, con tu permiso doy mi pequeña aportación a tu comentario; -Creo y no es nuevo que yo diga esto, en esos momentos de estado de animo alto, cuando nuestra sensibilidad adquiere todos los mensajes del roce de un pétalo de rosa, disponemos del máximo criterio para tal elección, nuestra alma es sabia, si la escuchamos lo suficiente, nuestros ojos quedarán impregnados para el resto de nuestros días, de que un ángel voló por un instante a nuestro lado. Un saludo.

Fernanda dijo...

Yo tengo un saldo, es como tu abrigo café, radiante pero a veces no me gusta y lo quiero devolver. Pero nop... es como es, e igual me gusta :) y es calentito!!

Javier dijo...

Más que saldos y liquidaciones, yo creo que el asunto de emparejamiento se parece más a que un día uno decide que "quiere/necesita" un abrigo y ahí busca el que mejor le quede, no importando el precio (bueno, a veces si importa)

¿se entiende?

Venus dijo...

jaja en cuento empecé a leer me puse a pensar en lo que escribiste después, si po, si una también esta sola y no es que estemos "falladas" o algo asi, es sólo que no hemos tropezado con la persona que nos calza perfecto :o) supongo... espero... ajajajaja

Saludos!

markin dijo...

Al menos queda así, en muchos, predisposición y buen ánimo.

Pero, en esa pseudo liquidación podremos encontrar alguito sin uso? se me hace difícil pensarlo.

Hay protesta del objeto que deja su anterior poseedor?

Sólo pensaba.

chau,.

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

si, promesas del este esta muy buena....es genial....y nada, seguro el 19, 20, etc, estuvieron mejor que el 18....jajjaja...saludos...

Julio dijo...

Nunca había pensado en eso, y yo que creía que seguía soltero porque estaba buscando exactamente aquello que me complementa y que tanto anhelo.

ja, ja, ja

Te mando un beso

Bárbara dijo...

Terry:toda la razón…lo malo es que esos momentos son tan escasos….
Fernanda: Felicidades por tu saldo!!!! Yo también quiero uno para mí, jejejeje
Javier:Claro, la combinación querer/necesitar es necesaria, pero compleja. Encuentro que cuando uno está demasiado enfocado en el necesitar (me ha pasado….), descuida el tema de qué es lo que uno quiere para esa necesidad
Venus:Obvio, al menos yo tengo claro que soy un saldo flamante, jajajaja, cero falla, con todos los botones, y sin manchas
Markin:Esa es la gracia de las liquidaciones….puedes encontrar algo usadísimo pero perfecto, o algo nuevo intacto, o una combinación….los canastos de 80% de descuento aguantan cualquier cosa
Vicio:Me pasó lo mismo con fiestas patrias….qué vamos a hacer para el 14 de febrero, ah?? Esa sí que es ruda.
Julio:Claro!!! Pero es que es justo eso!!! Uno lo busca pero el “mercado” se parece bastante a la analogía de la liquidación

Saludos a todos y de nuevo, gracias por la amabilidad!!

RayenFlowers dijo...

Te habia perdido hoy te re encontre...