martes, 29 de abril de 2008

Mi hermana

Mi hermana chica, mi única hermana, cumplió 18 años. La misma que cuando tenía 3 o 4 entraba a mi pieza, a mirar mis lápices, mis cuadernos y desordenar mis cajones, buscando las “cosas lindas” que la hermana mayor tenía guardada en esa fortaleza inexpugnable, provocando mi ira. La misma que hace poco me confesó que cuando iba a kinder, se encerraba por horas en el baño a jugar con mis frenillos, porque le encantaba el sonido que la placa llena de alambres hacía al caer al suelo (nunca entendí cómo no se quebraron). La misma que hace tan poco era un patito feo, flacuchenta y desgarbada, y que de a poco se ha ido convirtiendo en una mujer hermosísima.
Cumplió 18 y se hizo un piercing en la oreja, por supuesto, sin pedir la autorización de nadie “porque ahora soy mayor de edad”. El mismo día de su cumpleaños fue al registro electoral y se inscribió. “Mi hermana siempre me dijo que así uno puede ejercer su cuota de poder”, le dijo a la señora que la inscribió, ante la consulta por aquel entusiasmo de la nueva votante.
Cumplió 18 y decidió que quiere estudiar pedagogía en Historia, y después de haber repetido un año y haber pasado a la rastra varios otros, se convirtió en la matea del preuniversitario, tomando cuanto curso y electivo le permite el horario, incitada por el régimen menos escolar y por la perspectiva del ingreso a la Universidad.
Mi hermana cumplió 18 años y me encanta ver en qué se ha convertido. Ver cómo la niñita tímida se para segura frente al mundo, tomando decisiones como una persona adulta. Esta es sin duda la sensación más parecida que he tenido al orgullo materno.

10 comentarios:

Alejandra dijo...

Oye cómo pasan los años... tu hermana de 18 y yo me acuerdo que cuando nos conocimos era una niñita... el viejazo, asumámoslo.
Y qué bueno que esté entusiasmada estudiando, eso es el principio de todo.
Estamos hablando amiga

Venus dijo...

uuuuuy, mi hermano "chico" cumple 18 en junio que nervios!, aunque nunca he vivido con el, igual de pronto lo veo y lo encuentro tan grande!! lo que quiere decir inevitablemente que yo estoy más viejaaaa! jajajajaja


Saludos!!

Nacho dijo...

Lo que más me llama la atención es ver cómo el tiempo nos hace sentar la cabeza y plantearnos proyectos más serios y enriquecedores. Nos hace más maduros.

Nunca creí en los que hablan del complejo de Peter Pan. Eso es simple inmadurez.

Julio dijo...

Mi hermanita tiene 19 años y la veo convertirse en toda una mujer, me da orgullo, me da miedo, me dan sentimientos encontrados.

Te mando un beso

propenso dijo...

Super útil lo que hizo. Eso de inscribirse altiro y no a última hora como la mayoria de los chilenos, me incluyo.
Saludos a tu hermana y para ti

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

si...el tiempo pasa mas rapido de l que cada quien quiesiera...estas ya convertido/a en un hombre o en una mujer en un abrir y cerrar de ojos...en fin, me gusta que el tiempo cumpla su funcion y pase cuando rapido o lento tenga que hacerlo....lo unico que nunca se me ha ido a angustia al no estar seguro que lo estare (referencia al tiempo) aprovechando de la mejor forma posible....en fin..

en relación a la entrada sobr los moteles....¿¿¿¿¿no sera el fantasma de la virginidad que vuela por sobre esos lugares, los que salen a divertirse asustando parejas??????

cuidate, saludos y abrazos....

Elisa dijo...

mi hermano cumple 5 en agosto.
cuando cumpla 18 yo tendré 36...

ahi me va a entrar el colapso generalizado.

saludos!!

Pamela Albarracín dijo...

Hola Bárbara como estás!
que bueno fue conocerte y compartir junto a Paloma el recital de Drexler. Eres un encanto.

Que lindo lo que escribes de tu hermana. Me siento identificada en muchas de las cosas que sientes cuando la ves, claro que lo mio va por el lado de madre, pues mi hija tiene 17 y está en 4to medio y preuniversitario y bueno, todo eso.
Linda etapa, preciosos momentos que recordaremos siempre.
Abrazo gigante

Pame

lady C dijo...

wow.. mi hrmna chica va pa los 20..VEINTE!!! y una que sigue como de 15 no?
ya casi no existo..pero volveré, lo prometo...en eso estamos...

abrazos preciosa!!!

Paulix dijo...

Bueh, no tiene a quién salir tímida la lola, no? Tu hermana es de esas personas que uno sabe que no van a pasar desapercibidos; de partida, porque nunca se ha limitado a seguir a la manada. Qué bueno que se haya reencantado con los estudios...

La experiencia más cercana que tengo a eso es con mi sobrina, que es cuatro años menor que yo y que ya tiene dos críos. El otro día la quedé mirando y le pregunté: "Negra ¿Tú te veías a tu edad con dos cabros chicos?". Y me dió una de aquellas respuestas que gritan maternalidad: "Nuuunca, de hecho el segundo no lo quería tener; pero parece que el plan que la vida tiene para mí es completamente distinto a lo que yo quería. Aunque ¿Cómo no voy a ser feliz con esas cosas chicas?". Me tuve que sacar el sombrero, no me quedó otra.

Un abrazo amiga