miércoles, 16 de abril de 2008

Derechos y deberes

De vuelta en el magíster, exprimiendo las neuronas de 6:30 a 9:30 de la noche, tres veces por semana. “Es una inversión”, me repito, inhalando y exhalando, todas las veces que me sacan las películas de cartelera antes de tener tiempo para ir al cine y cuando debo rechazar las invitaciones de café, salidas o juntas con mis amigas porque tengo clases o mucho que estudiar.
Estamos en clases de Derecho Internacional. Yo miro por la ventana hacia fuera, pensando en lo contenta que me tiene la llegada del otoño, mientras la profesora habla de los diferentes tipos de derecho que existen.
Mientras la profesora explicaba que el derecho provoca siempre la existencia de un deber, y que no puede existir uno sin el otro, me puse a pensar en los derechos y deberes que uno tiene en una relación.
Siempre he creído que de acuerdo al tipo de relación que uno tenga, posee ciertos derechos o deberes inherentes, dependiendo del mayor o menor grado de compromiso.
Por ejemplo, si uno está saliendo con alguien, no tiene el derecho de llamar a cualquier hora para saber cómo está el otro, y por lo tanto el otro no tiene ese deber. El derecho únicamente se da en este caso para acordar citas, salidas a bailar o al cine o para alguna comunicación específica. Si uno quiere más derechos, debe estar dispuesto a mayor grado de compromiso.
Por otra parte, si uno está pololeando, sí tiene el derecho de llamar para decir “estaba pensando en ti y quise saber cómo estabas”, y para ser honesta, uno desea que el otro lo entienda como un deber.
Puede sonar ridículo pero creo firmemente en eso. El cambio de status en una relación implica inmediatamente la adquisición de derechos y deberes distintos al estadio anterior.
Por eso, le he parado el carro a más de algún andante que se ha puesto demasiado romántico o controlador sin intenciones de tener una relación más seria, como también al pololo que se relajó y no hizo uso de sus derechos y deberes.
Por el momento, no soy sujeto de derecho en relación de nadie. …lo que también tiene aparejado una serie de derechos y deberes conmigo misma, todos los que ejerzo feliz y constantemente.

10 comentarios:

Javier dijo...

En mi humilde opinión, todo en la vida es así: si quieres más derechos, aumentan tus deberes. Es como la frase de spiderman: "With great power comes great responsibility."

Alejandra dijo...

No me había puesto a pensar en esto. Es que en mi caso las cosas se van dando y así las asumo, pero cuando a algo le llamo "deber" o lo subentiendo así, es como si perdiera naturalidad, como si fuera parte de esas cosas tan fomes ya preestablecidas. Lo que nace, nace no más, he tenido mucha suerte.
Un abrazo amiga

Hanzinho dijo...

Que inteligente manera de explicar la relación entre derechos y deberes...

:P

O sea que pa casarse hay que estar realmente loco...

xD

Que estis bien!!!!!

Número Dos dijo...

B:

Gracias por pasar por el blog de las números, lleguè a tu blog justo el día en que la amigdalitis me invade y eso me permite respirar del trabajo, los viajes a ver al novio y los obligados días de gimnasio...y justo cuando revisaba mi historial de chat buscando precisamente el momento en que mis deberes y compromisos mutaron me encuentro con tu texto...raro leerlo desde el lado de la soltería, a mi los deberes ya no me estresan pero recuerdo cuando peleaba incosciente y conscientemente conmigo misma sobre si tenìa o no derecho de reclamar deberes...raro, sin conocernos no es la primera vez que nos topamos en textos...(recuerdo el ed la pega que odibas, aunque bueno eso es propio de la mitad de los periodistas que conozco).

Cariños y estudie, el otoño es agradable para estudiar.

Numero Dos

Angel y Demonio dijo...

Jejejeje, me hace gracia la analogía, pero no deja de ser cierta. :)

Puppetmaster dijo...

Todo eso esta regido bajo "la ley dela vida" Derechos y obligaciones con sus respectivas penas, entuertos y sentencias. Un mal paso y es condena perpetua.

Venus dijo...

Jajaja ta bueno el análisis, tienes mucha razón... estaremos conciente de aquello para la próxima realción...

Saludos

krispo dijo...

Hola!!!
hace muchisimo que no pasaba por aqui, pero ahora espero retomar el blog...
aqui dejandote un saludito y leyendo tus textos
te dejo un beso
bye*

lady C dijo...

notable post..asi de simple. derechos, obligaciones, recuerdo als discusiones con mi padre (abogado por cierto) y odiaba cuando salia con eso de: "para haxer cumplir tus derechos, cumple primero con tus obligaciones.."
y se me grabó, asi con fuego y es loco como se aplica ahora, en cada cosa.
beso linda

Andrea dijo...

Cuanto hacia que no pasaba por aca!!! Me encantó este post.

Beso grande!