viernes, 17 de agosto de 2007

A veces...

A veces me pasa que las cosas me superan y todo se junta. La pega, el estado de ánimo, el estudio, la vida.
Me da rabia que todas las cosas que tengo me cuesten el doble que al resto de la gente, como las buenas notas en el magíster, para las que invierto el tiempo que le robo a mis amigos y a mi familia; los logros laborales, las cosas materiales.
Me da rabia ser fuerte y poder reponerme siempre tan rápido de todo: del robo a mi departamento, de la pérdida de uno que otro romance y de un par de pololos importantes.
Me carga querer hacer bien todas las cosas que hago (trabajo, ayudantía, magíster, vida social…), y desesperarme porque algo no salió como quería, porque de haber tenido más tiempo para hacer el trabajo hubiera obtenido una mejor nota, o porque el día no me alcanza para adelantar pega y no colapsar con los informes quincenales.
Me da pena que la única persona que me trata como quiero que me trate una pareja es mi profesor, que muere por convertirse en eso.
También me da lata querer estar con alguien pero sin ningún candidato decente a la vista, sin nadie que me mueva el piso o que me guste siquiera.
Lo bueno es que como soy fuerte (aunque a veces me da rabia serlo), se me pasa rápido, me dura poco, y me enfoco de nuevo en las cosas importantes.

Bonus track: Transanblondie
No cabía un alfiler, y aunque no ando en metro, la visión de la disco me recordó a esas imágenes del Metro totalmente colapsado o esas micros del Transantiago en hora punta, el las no puede entrar ni siquiera una persona más.
La música, increíble, como siempre.
Como lo estaba pasando increíble junto a mis amigas, a la 1:20 me percaté de que hace 20 minutos había quedado de encontrarme Con Jaime Cullum en la barra.
Fui a ver pero no estaba y no lo divisé en toda la noche. Mejor en todo caso, así no tengo cerca a la tentación de una aventurita, porque ya saben qué les pasa a los que duermen con niños.

9 comentarios:

Alejandra dijo...

Mmmmm, nadie es tan perfecto ni nadie es tan defectuoso. Lo demás ya lo hemos hablado en persona, tú sabes lo que pienso. Los principes no existen (la pesimista) Jajaja.

Paulix dijo...

Definitivamente, no creo que las cosas te cuesten el doble de lo que le cuestan a los demás, porque de hecho, eres más capaz que la media; sí creo que tu "costo de oportunidad" puede ser más alto que el del resto de los mortales; es decir, que estás dispuesta a sacrificar más cosas, pero eso es por opción propia ¿O no?
Y definitivamente, encuentro demasiado positivo que manifiestes cuando estás hasta la tusa; así los que te rodeamos nos damos cuenta de que la Dama de Hierro también se cansa, y todo bien, te queremos igual.

Nacho dijo...

Las cosas no nos cuestan ni más ni menos que a los demás. En eso no hay que fijarse, eso no es importante.

Sino en que nos cuestan. Y ese esfuerzo nos hace ser mejores personas.

De J. Cullum no diré nada. No opino.

Andrea dijo...

Hola, soy Andrea, de España. He descubierto tu blog y me ha encantado, te doy mi humilde enhorabuena por saber plasmar tus sentimientos de forma tan bonita. Estoy estudiando y también me desespera el mundo a mi alrededor y el mio propio. Busco y nunca encuentro,a pesar de estar más predispuesta que nunca (algo malo debimos hacerle a alguien, jajajaj)No veo claro mi futuro, esa parte de mi vida que antes quedaba tan lejos y ahora se me viene encima, y yo no sé que hacer.

Por cierto, pura curiosidad malévola, Jamie Cullum, Jamie Cullum, el mismo????o es un sobrenombre para dirigirte a otro?Como artista me gusta muchísimo, pero parece un poco aprovechado,no?

un saludo, espero que no te moleste la intromisión

Andrea dijo...

tras leer (CORRECTAMENTE),todas las entradas ya pillé el sentido de los mensajes. Sólo puedo decir que soy pelín idiota por lo de Jamie...

LA FURIA dijo...

La gente que quiere hacer todo bien siempre lo pasa mal y al resto le encantaría ser como ellos porque creen que son "muy capaces".

"Me gusta ser mediocre. Duermo mejor", decía alguien en una película que no recuerdo.

R.O.P. dijo...

A todos nos cuesta. Recuerdo una "late night" conversacion al respecto. De hecho, incluso se podria decir que eres una escogida por poder estudiar, trabajar y tener vida social de forma exitosa, cosa a la que no accede todo el mundo (y en ello me incluyo).

Me aprovecho la tomada de codo pa recordarte que talvez -por ahora- solo exista un varon dentro de vuestro 10% de target... puede ser que "el diablo mas sabe por viejo, que..." (aunque por las descripciones el tiene lo de diablo que lo de flaco el kike morandé), pero siempre hay que estar positivo en dicha materia... o sea, saliste en el mercurio, le viste las pechugas a cuanta mina hay en chile (por las megas, jajajaja), eres una diva y mas encima tienes pocos excelentes amigos... es un buen inicio de los mejores años de tu vida; onofre?

Leonardo dijo...

mmmm... no se si me cuesta hacer mas las cosas que al resto, pero si lo que me cuesta conseguirlas y por resultado, el cuento de que las cuido demasiado por lo mismo.
lo que realmente me da lata es gente que tiene las cosas ala alcance de la mano y no las aprecia como es debido. de una u otra forma cada vez que nos cuesta hacer algo es cuando apreciamos mas su valor.
En cuanto a principes y esas cosas...bueno, no exsisten esta claro, todos como mezclas de angeles y demonios, tenemos los dos lados. LAstima que solo tu profe te cotice como pareja, pero bueno, tiempo al tiempo...por ahi aparecera alguno que valga la pena.

Saludos!

Bárbara dijo...

Gracias a todos por su apoyo
Por supuesto que todo comentario, palabra o queja, inclusive, son un aporte para mí y no me molestan el lo absoluto, y de hecho me pone muy contenta saber que otra gente, con otras vidas en otras partes del mundo, también se identifican con algo que pudiera ser tan personal.
Gracias a todos!