miércoles, 1 de agosto de 2007

Catastro

Acostada en mi propia cama, entre mis sábanas limpias, y mirando todo ordenado perfectamente de nuevo, me puse a hacer mentalmente el catastro del robo.
Se llevaron mi TV de plasma, mi guagua, la misma que no dejé que nadie cargara cuando me cambié de casa, para que no existiera ni el más mínimo riesgo de que se rompiera. Se la llevaron pero sin el transformador, y con el control remoto del DVD, que es de la misma marca. Es decir, no van a poder hacerla funcionar (y de paso, me dejaron el DVD sin control remoto y el de la TV, completamente inútil). Eso me hace sentir un poco mejor.
Se llevaron mi chequera. Estaba guardada porque jamás la uso, así que entré en pánico y llamé inmediatamente a mi banco maravilloso, con atención las 24 horas por teléfono. Ninguno de los cheques fue cobrado, así que di inmediatamente la orden de no pago, y ellos se encargarán de la publicación y todos los demás aspectos legales. Tuve que gastar 18 lucas en este trámite, así que también las contaré como baja producto del robo.
Se llevaron también mi depiladora. Sé que es tonto, pero como hurgaron y revolvieron en mi ropa interior, donde la guardaba, debe haberles parecido fácil llevársela aunque no era un objeto demasiado caro.
La chapa de seguridad que puse esa misma noche fue un regalo de mi profesor, así que no la conté como desembolso.
Lo que no se llevaron fue un anillo, una pulsera y una cadena de oro que guardaba dentro de una caja de zapatos con los pijamas de la estación anterior en la que no repararon. No les tenía demasiado aprecio porque no me gusta el oro, pero al recordar que me las había regalado mi abuelo fallecido hace años, me alegré de que aún estuvieran ahí.
Tampoco se llevaron todo el resto: el DVD, el computador (donde tengo trabajo avanzado de mi tesis de magíster), el equipo de música, el secador de pelo (tan necesario en mañanas frías como las de ahora), y todo lo demás.
A punto de quedarme dormida, en ese estado de tibio abandono que uno siente antes de caer a lo profundo del sueño, pensé que pese al susto que aún tenía de pasar mi primera noche sola en el departamento donde me entraron a robar, no me habían quitado, ni yo iba a dejar que me quitaran, mi pertenencia a ese departamento, a ese lugar, a esas cosas que yo misma había convertido en mi hogar.

11 comentarios:

kyol dijo...

joder!!!!
amiga, te contegno, son weas materiales, lo sé
pero la violación al templo de una..es imperdonable!!!!

te llamo..
te abrazo

R.O.P. dijo...

Insisto, cualquier cosa llamas. Por otra parte, poner varias chapas ayuda, aunque uno debe lidiar con la inseguridad, ya sea por vivirlo o por tenerlo agregado con tanta noticia.

Otra cosa, no es malo sondear a los consejer y cachar alguna weaita rara, sobretodo porque entraron como pedro por su casa y toda la shit.

Eso se me ocurre por ahora, porque poner una trampa con cocodrilos bajo el piso y trampas electricas son algo complejas de instalar en el reducido espacio.

Beso

Bárbara dijo...

Gracias a todos por su apoyo, su preocupación y sus sugerencias.
Para su tranquilidad y la mía, el mismo día del robo cambié la chapa por una de seguridad, pero la verdad, me niego a poner otra, o a contratar un seguro, o a vivir encerrada, teniendo que usar 5 llaves distintas para entrar a mi propia casa. Yo no soy así y esto no va a hacer que eso cambie. Obviamente tomé mas medidas de seguridad y estaré alerta, pero no quiero que lo que pasó modifique en algo mi manera de ser, de comportarme y de vivir.
Los quiero mucho a todos!

Paulix dijo...

Oye, lo de la trampa con cocodrilos no es mala idea, aunque sea compleja de implementar... pero yo pondría algún bicho ponzoñoso.
Qué bueno que decidiste regresar. Entiendo que te haya dado casi asco la violación de tu espacio, pero es TU espacio, conseguido con TU esfuerzo, diseñado a TU pinta. Son demasiados "TU" como para hacerlos a un lado por un "ELLOS".
Espero que la casa de remolienda que estás armando surta efectos pronto. Un abrazo

Alejandra dijo...

Qué lata lo de los cheques y el control remoto. Pucha, ya sé que dices que no, pero yo aplicaría chapas.

MCH dijo...

Mucho ánimo y fuerza. Ahora parece sospechosa la aparición de ese pseudo ecuatoriano... pero vaya uno a saber. Sigue el consejo de tus amigas: aplica chapas y así te sentirás segura siempre.

Bárbara dijo...

Jajajaa, yo pensé lo mismo que Manú, y ayer subí a ver al seudoecuatoriano a su depto, con el pretexto de contarle del tema para que tuviera cuidado, pero también para echar una mirada a su depto y ver si se ponía nervioso. Estaba igual de aguja que siempre pero no percibí que se alterara al verme entrar a su casa y pedirle permiso para ir al baño, pasando por su habitación y mirando todo de reojo. Sé que no iba a encontrar nada ahí, pero me quedé mas tranquila después de esa visita.

MCH dijo...

si entraste a su depto, el rollo que se debe haber pasado, y tú buscando un plasma bajo la cama, ja. Suerte!

puppetmaster dijo...

Vendo por viaje, televisor plasma de 24 pulgadas con control remoto malo. Favor interesados, contactarse rapidamente.
Solo efectivo

Pablo dijo...

Uff, lamento lo del robo, pero por otro lado afortunadamente tú no estabas presente y no sufriste ningún impacto físico.
Por otro lado por suerte se llevaron sólo cosas materiales que pueden recuperarse y las cosas de real valor, el sentimental, aún están ahí.

Ánimo y perdón por la intromisión

LA FURIA dijo...

Ahora que tengo que elegir entre casa o departamento, me quedo con lo segundo sólo porque pienso que es más dificil que entren a robar.
Por eso busco empleada puertas adentro, hacendosa, entre 18 y 23 años, acinturada y que sepa ladrar.