martes, 17 de julio de 2007

Todo vuelve a la normalidad

Frijoles negros

-Mami, le pongo más caldo?
-Póngale más caldo – Dije yo, relamiéndome sobre el plato vacío en el que hace poco rato hubo una sopa de porotos negros que me zampé en un tiempo indecorosamente corto.
-Parece que te gustó, mami
-Me encantó! Demasiado bueno. Había comido porotos negros pero nunca en sopa…realmente notables
-Sí, es que soy un excelente cocinero, y además tengo sentada frente mío a la mejor inspiración. Es que tú eres un sueño de mujer, mami, eres deliciosa
-Ah si? Pero no creo que más que los porotos negros, jajajaja
-Para mí, más que todo.

14 horas antes
Lunes feriado en la noche, caminaba por la sección de verduras del supermercado buscando en qué bolsillo había puesto la lista de las compras, cuando un tipo moreno (mulato según me corrigió después), no muy alto ni muy guapo, con cara de caribeño, pasa por mi lado y me dice “mami, que bella que eres”. Yo me reí ante lo inesperado del comentario, y proseguí mis compras.
Poco después, en la sección de perfumería, probaba unos body mist cuando el sujeto se para a mi lado y me dice “mami, tu no necesitas eso, porque eres un sueño y los sueños no se perfuman”. Debo reconocer que me hizo gracia. Nos pusimos a conversar y me contó que era ecuatoriano, que estaba hace un año en Chile y que se pagaba sus estudios de informática trabajando de mozo.
-¿Y donde vives, mami?
-Cerca de aquí
-Mira, yo también…
Tras preguntarle donde, me dio la ubicación y número de mi edificio. Curiosamente vivíamos donde mismo, pero con 3 pisos de diferencia.
-Pero esto hay que celebrarlo!!!!- dijo, preguntando si prefería vino o champaña. Por supuesto escogí lo primero.
Nos tomamos la botella completa de Casillero del Diablo, conversamos de Ecuador, de la situación de los cafeteros (su familia tiene plantaciones) y de su enfrentamiento violento con el frío magallánico meridional que ha hecho en los últimos días.
Al despedirse, me invitó a almorzar a su casa (“Te voy a hacer una comida bien sabrosa, mami, frijoles negros como los preparamos en Ecuador”) y me dijo que yo era una hechicera porque lo había embrujado, que era la mujer más linda que había conocido en un supermercado (lo que sumando y restando no es tanto halago, porque no es una situación muy común que digamos), y que le encantaba mi manera de ser.
Yo sólo me reía ante su labia centroamericana un poco jote. El tipo me cayó bien, era simpático, pero cero posibilidad de nada más. En todo caso, tomé la oferta del almuerzo y la buena onda porque hace tiempo que no me pasaba algo telesérico, fuera de lo común y digno de contar, como que alguien me piropee en el supermercado, se acerque a hablarme, resulte simpático y agradable, y que coincidentemente viva en el mismo edificio que yo. Parece que después de todo, las cosas están volviendo a la normalidad, o por lo menos, a mi normalidad.

15 comentarios:

Alejandra dijo...

Nada más diré que si un tipo me trata de "mami" parte con puntos en contra. Lo siento, pero no lo tolero.

Paulix dijo...

Yo también soy de la opinión de la Ale, pero la historia no deja de ser divertidísima. ¿Les enseñaran desde el colegio a hilar piropos así de rápido? Porque los chilenos tienden más a las palabras unitarias que a las frases o metáforas...

Como sea, tengo soundtrack para tu historia, y dice "tu eres mi mamita rica y apretadita, mamita, mamita, rica y apretadita" Jajaja, para que los vayas ensayando...

Bárbara dijo...

Amigas:
Es cierto, a mi el "mami" también me choca, pero en este caso es casi un modismo, porque trata así a todas las mujeres (así le dijo a la niña que pesaba la verdura y a la cajera del supermercado).
Siendo así, lo encuentro divertido, casi pintoresco.
Respecto a la banda sonora, notable!!! jajajaja

puppetmaster dijo...

En la "intimidad" te tratara de "mamita rica"????
jajajajaja!

Querida amiga, en unos post atrás decias literalmente que aunque vivieras en Plaza italia, no te servían todas las micros, al parecer te ampliaron los recorridos!!! Ja!

Bárbara dijo...

Puppetmaster: Por cierto que no me sirven todas las micros, y este recorrido caribeño, aunque también parta de Plaza Italia, claramente no va para donde yo quiero ir. (incluso creo que lo puse en el posteo, buena onda pero nada más allá).
Lo interesante es la historia, la encuentro notable.

Pedro dijo...

Me pregunto si el "Mamito" conocerá a la "niñita" que me llama por teléfono para tomar café... Y que por cierto no pude conocer el lunes porque me tuve que largar de Santiasko por un rato.

Millarahue dijo...

Concuerdo con Alejandra y Paulix. Si me dicen "mami", todo mal, por muy centroamericano que sea el tipo. Igual la historia es notable, pero el tema es que si lo dejaste embrujado...¿no será un poco difícil de alejar? Ojalá salga todo bien y sea un buen amigo. Saludos!

Anónimo dijo...

MMM, extrano. Soy un orgulloso ecuatoriano y te lo aseguro, "el mami" no es de Ecuador.
Querendones, si. Muy timidos tambien. (ese es nuestro pecado).

LA FURIA dijo...

Yo tengo un gran amigo ecuatoriano y nunca le he escuchado un "mami" en alguna ocasión. Igual a mí si me dicen "papi", "papito" o "papichulo" tampoco me molesta.

Bárbara dijo...

Mmmm....
Sospecho entonces, a lo mejor no es ecuatoriano pese a que eso me dijo....
Lo que es seguro es que, ahora que sé que el "mami" no es modismo sino una cosa de él, no dejaré que me diga más así.

MCH dijo...

por mis años de residencia en Centroamérica te diría que eso es más de países como Panamá, Colombia o Puerto Rico. Desenmascarado quedó.

kyol dijo...

jo!!! las cosas que le pasan a usted amiga ah?
y bue!! los porotos negros son NOTABLES!

Mustafa Şenalp dijo...

çok güzel bir site.

Jinekoloko dijo...

Diccionario Sexual:
¿Cuál es tu ESPECIALIDAD...
o qué prefieres que te HAGAN?????

Nacho dijo...

Pese a la polémica sobre si Centroamericana o más del sur de la expresión la anécdota es graciosa. El chico es gracioso y ya sabes, "cuando el río suena, agua lleva." Si piropeó será por algo.

Un saludo.