martes, 10 de julio de 2007

El amor a sí mismo

Ayer tuve un almuerzo revelador en el amplié la máxima escolástica que asegura que el único amor que existe es el amor a uno mismo, y que en base a él (según la expansión nihilista del mismo pensamiento), cuando buscamos a alguien para que sea nuestra pareja, sólo queremos los ojos más brillantes posibles, para que nuestra propia imagen se refleje de mejor manera cuando miramos en ellos.
La versión 2.0 de este pensamiento, que todavía no sé si comparto (básicamente porque en alguna época de mi vida me enamoré perdidamente de alguien que estaba perdidamente enamorado de mí), es que en una relación, siempre hay uno que se ama a sí mismo y otro que ama a su pareja.
Esta teoría es interesante, no porque sea necesariamente cierta, sino porque en las distintas relaciones de nuestra vida, más de una vez hemos sido los que nos miramos el ombligo esperando atenciones, cuidados y mimos del otro, y también más de una vez somos los que prodigamos esos cuidados sin recibir demasiado de parte de la otra persona. La asimetría en las relaciones de pareja, que le llaman.
Esto, como dije, no es necesariamente así en todos los casos, porque hay relaciones simétricas, donde ambos son capaces de mirar más allá de sus narices y advertir al ser humano que tienen en frente, pero tampoco es menos cierto que las relaciones tienen esas asimetrías más veces de las que nosotros quisiéramos.
¿O será a caso que de todas maneras, pese a que estamos dispuestos a dar, a entregar y a enamorarnos del otro, buscamos alguien que aprecie, que sepa valorar aquello que nosotros sabemos que somos, como si buscáramos el espejo que nos devuelva una imagen más fiel de nosotros mismos? ¿Será por eso que nos encanta cuando alguien nos dice aquella palabra justa, adecuada y a tiempo, que se condice con la percepción que tenemos de nuestra propia persona?

8 comentarios:

Alejandra dijo...

Nada más partiendo, cuando te empieza a gustar alguien, te gusta también lo mucho que tienen es común, es decir, lo mucho que se parece a ti.
Después, dependerá de cada relación, pero sí, hay algunas bien asimétricas, creo que todos hemos pasado por eso.
Es un tema para el que no tengo respuesta. Depende de la madurez, los caracteres y tantas cosas más de los involucrados.
Nos vemos el jueves, tú sabes en qué cine y por qué película...

puppetmaster dijo...

Como decia un filósofo hermitaño: "...Soy ferviente devoto de mi mismo, pero hay unas costillas que me hacen necesitar de feligreses para llegar al cielo..."

Tengo una teoría:

Hay muchos tipos de amor, pero la gran mayoria encajan en dos categorías. Los que necesitan sentirse útiles, y dan amor al que sea. (He ahi porque una princesa besa una rana y tuvo la cuea de que era un principe encantado.) Y otros que aceptan que los amen o se dejan querer.(la rana) Ahora, cuando se gustan 2 de la misma categoría, uno empieza a buscar similitudes que reafirmen el ego, (como todo en la vida la competencia esta en nuestra sangre) y buscamos en los ojos de la pareja vernos reflejados de manera idealizada.


Salu2!

kyol dijo...

chungales!!
es que con mi fuero emocional no doy cabida a tanto análisis, creo que mi teoria es la sgte:
nos enamoramos porque alguién ve las cosas lindas de uno más exaltadas de la cuenta cierto?
el tema es que- altos y bajos mediantes- no logras avanzar más allá en la relationship, esa persona EXALTA precisamente las cosas que más odias de ti..tons...
es media mutante esta cosa
asimetria absoluta

in.tuyo dijo...

He pasado por algunas simetrías y por algunas asimetrías. He pensado en ello hasta el cansancio. Y mis pensamientos mas recientes son que de tanto pensar, nos perdemos, que el amor tiene muy poco que ver con el pensamiento. Está mas bien enraizado en esa sabiduría milenaria que heredamos, mucho más antigua y evolucionada que el pensamiento. Uno se queda donde se siente mejor, y si dura porque la otra persona también, pues ahí está, un regalo para ser tomado. Pero estamos con tanta carga, tanta aspiración, tanta necesidad creada en los altos niveles de la socialización y el lenguaje, que dejamos de guiarnos con el sabio sentir. Mi humilde y trasnochada opinión: sigue tu dicha, sigue tu placer, sigue la atracción y la comodidad. Y si no se siente bien, pues que pase el siguiente, siga participando, etc.

Edge dijo...

Ufa!

Deberé pensar detenidamente en esto.

Gracias de todas formas.

SalU2
T.

Martín_deck dijo...

poco se yo del amor... sólo se que siento amar a alguien que está lejos de ser mia, pero asi es la vida.

Buen post.

Salu2

Nacho dijo...

Como dice In.tuyo yo soy de los que opinan que las cosas del querer tienen poco que ver con las del pensamiento.

No pienso en simetrías ni asimetrías pues, sólo llevo adelante un proyecto común que nos satisace a dos. Y fluye.

No pienso yo doy tanto, tú me das tanto.

Un saludo.

Pedro dijo...

Waaa, la volaita, pero la entendi muy bien...claro con más de dos copas en el cuerpo, sentí que era justo la entrada que quería leer... guena!!!