martes, 12 de junio de 2007

Seis grados de separación

-Conzco a alguien que te conoce hace tiempo, y recién ayer caché
-(Silencio. Vinieron a mi mente una lista de personas que podían conocerme a mí y a su vez, a una compañera de trabajo con la que no comparto ni gustos ni profesión)
-…Te conoce muy bien...
-(La lista se acortó bastante en mi cabeza, y mantuve el silencio para seguir el juego)
-(Sonriendo) Me dijo que hasta donde él sabía había sido tu primer pololo.
La lista se redujo a una sola persona: Soto Tapia, cuyo nombre por cierto no es ese, pero pasó a la posteridad con este nick, dado que el último año que estuvimos juntos se fue al servicio militar.
-¿Te acuerdas? Es bien guapo él, con el pelo super cortito y una barba de candado. Lo cacho hace años porque estudió con mi hermano y son super amigos ¿Lo has visto después de que pololearon?
-No, la última vez que lo vi, tenía 18 años. (Me vino al cabeza una imagen suya muy distinta a la que me describía, la de un tipo más tierno que guapo, pelo crecido aunque no largo y cara de venir recién despertando)
Esta situación me dejó pensando en esa teoría de los seis grados de separación, que dice que si tomas a dos personas cualquiera en el mundo, puedes unirlas siguiendo una cadena de conocidos que al final tendrá, como máximo, seis eslabones. Por ejemplo, tengo un amigo cuyo padre trabaja implementando el sonido en recitales, y conoce a Gustavo Cerati, entonces la cadena entre Cerati y yo es de cuatro eslabones: yo, mi amigo, su padre y él.
Esta teoría se me ha manifestado recurrentemente en el último tiempo. Hace poco conocí a la Paloma, una amiga por medio del blog, y resulta que ella y su ex pololo conocen a la Kyol, otra amiga cuyo marido compartía departamento con uno de mis últimos ex, aquél que pasó a la categoría de ex luego de que lo encontré en la cama con otra, y a quien me encontré de frente en una disco el día de mi cumpleaños. ¿Tan chico es el mundo?
Por otra parte, otro amigo del blog, Álvaro, ha sido amigo de Manu por años, a quien yo conocí de oído porque la Pancha, una de mis mejores amigas y compañera de la U tuvo un fugaz pololeo con él.
Y el colmo de los seis grados de separación, mi amiga Ale conoce a Armén Fica, el niñito que en kinder me tiraba los chapes porque yo le gustaba. Nunca supe más de él hasta hace un par de meses, cuando por un posteo en el que salió a colación, la Ale me dijo que lo ubicaba perfecto, que era periodista y que siempre tenía que hablar con él por pega.
Ahora, yo me pregunto, ¿será realmente así? ¿Podremos unirnos a todas las personas del planeta en una seguidilla de contactos que nunca superan los seis? ¿Qué creen ustedes?

9 comentarios:

puppetmaster dijo...

a ver... quiero ver la cadena entre la chanchelé y Mijaíl Gorbachov. O Entre juanito Mena y Hugh Hefner. Esa wea si que sería freak.

Leonardo dijo...

hola! priemra vez..jejeje
con respecto a esto...mmm...seria interesante saber si entre nosotros, bloggeros, en verdad nos interconectamos todos, seria lo mas parecido a la internet de personas que conozco.
el problema sería saber por donde podriamos conectarnos. en un de esas es cierto, aunque lo más probable es que como en todo haya una escepcion y se unan con 7.
saludos!

Nacho dijo...

Nunca había oído esa teoría de los seis eslabones. Pero, claro, no sé, me parece un tantín exagerada.

Seguro que entre Bush o el otro mentecato que le insulta en los discursos y yo hay más de 6000. Afortunadamente.

¡Benditos señores! Cuándo se dedicaran a mejorar esto.

LA FURIA dijo...

¡Si vivieras en Conce! Acá con 2 eslabones los juntas a todos. Tiene su encanto, pero uno no puede hacer maldades tranquilo.

Bárbara dijo...

Leonardo: Entre los blogueros habrá menos de seis grados, ya lo he comprobado. El tema, como dices, es ver qué eslabones son los que nos conectarán.
Nacho: La cadena entre Bush y tú tiene 5 eslabones. La Anto, una compañera mía de la U trabaja en Estados Unidos y entrevistó a Condolezza Rice, que a su vez conoce a Bush, o sea tú, yo, la Anto, Condi y Bush, voilá! (Hay que reconocer que tener amigos periodistas amplía de manera insospechada las conexiones de la cadena, jajajajaja)
La Furia: menos mal que vivo en Santiago, jajajaja! Habría que cambiar el dicho: pueblo chico, dos eslabones de separación.

Alejandra dijo...

Supiera el tal Armen Fica cuánto hemos hablado de él... Pero es entretenido eso de calcular los seis grados de separación, así que calcúlame esto: ¿Cómo llego yo al rey de Swazilandia? ¿Gracias!

el olvido dijo...

hola, te convido a leer mis poesias (historias cortitas)...

Susan dijo...

jajaja. Pasaba por aquí y me di cuenta de que yo también conozco a armen fica...

LORENA HENRIQUEZ FICA dijo...

HOLA.....ESTABA NAVEGANDO Y LEI EL ARTICULO...LO MAS SIMPATICO DE TODO ES QUE YO SOY PRIMA HERMANA DEL ARMEN FICA, ESTUDIO EN LA UNIVERSIDAD ANDRES BELLO Y ESTA CASADO CON UNA COLEGA MIA QUE ES AL IGUAL QUE YO PROFESORA DE HISTORIA......

CARIÑOS DESDE TEMUCO.....