miércoles, 18 de abril de 2007

¿La bruja de la serie?

-Ay, pero como te enojas por eso
-Lo que pasa es que soy una bruja, una bruja asquerosa, jajaja
-¿Así que una bruja, ah? Y eso que me caías tan bien….
-Sí, soy una bruja terrible, me cuesta nada ponerme a brujear por cualquier cosa!
-A ver – me dijo mi compañero de trabajo tomando su celular – Vamos a llamar a todos tus ex pololos para preguntarles si es verdad…
Una conversación tan tonta y tan en broma como esta, de repente me hizo clic sobre varias cosas.
Si la hipotética amenaza se hubiera llevado a cabo, de seguro un par de ex hubieran dicho que yo era efectivamente una bruja, mala y de corazón frío como el mejor conservado de los glaciares del Sur de Chile. De hecho, tengo plenamente identificados a los que hubieran dado esa respuesta. Pero otros habrían dicho que soy una buena persona, cariñosa y preocupada.
Y me puse a pensar en qué radicaba la diferencia, y por qué uno, que cree ser siempre una misma persona, es recordado por otros de maneras tan disímiles.
Y llegué a la conclusión que uno pasa por la vida de la gente como los invitados especiales a las series de TV. Uno llega a algo hecho, armado previamente, y las circunstancias que se van dando hacen el libreto: hay capítulos en los que a uno no le queda más que ser la mala, que terminar las relaciones, que dar señales de que la cosa va mal. Incluso a veces no queda otra que mandarse a cambiar sin dar ninguna explicación.
Pero también hay capítulos de otras series donde somos los buenos, los bondadosos, los que entregan todo, los amables. A veces también somos las víctimas, los engañados.
Todo depende de la serie. Todo depende del contexto que se vaya tejiendo en la relación, ya que no sólo importa el carácter de las dos personas que están juntas, sino las circunstancias que viven, las cosas que pasan juntos y la voluntad que tienen para continuar (o no) juntos.
Todos hemos tenido un par de villanos en nuestra propia serie de TV, y personajes geniales, nobles y maravillosos. Pero también, todos hemos sido ambos.
Cómo nos recuerden, o cómo recordemos nosotros, no va a ser más que la combinatoria ente la persona y las circunstancias, entre la serie y el libreto, y por eso, una misma persona, al igual que un actor, puede aparecer de villano en una serie, y de personaje maravilloso en otra.

10 comentarios:

MCH dijo...

y cómo quieres que te recuerde? :)

Alejandra dijo...

Yo sólo quiero que me inviten a Lost para conocer en persona a Sawyer y Desmond.
Y también quiero que me inviten a Héroes para conocer a Suresh y Peter Petrelli.

puppetmaster dijo...

Yo creo que uno es siempre el mismo. lo que cambia es la percepción de la otra persona hacia uno (nivel de ilusión), este cambia dependiendo el momento en que conociste al otro. Pero al final uno siempre es el mismo. Bueno, malo, mañoso, simpático, cabrón, encantador, etc. Uno sabe quien es, aunque la verdad duela o nos agrade.

Bárbara dijo...

Manu: Esto sólo era aplicable a los ex...
Ale: Concuerdo 100% con Sawyer!
Puppetmaster: Yo creo que uno efectivamente es el mismo, pero cambia dependiendo de la misma parada en la que uno esté...o dime que nunca has tenido a una chica para la patá y elcombo, o que nunca te entregaste a mango aunque no te daban ni la hora.....

puppetmaster dijo...

Manu: No seas Barsa.
Bárbara: Lo primero no. (Soy un caballero). Lo segundo solo una ves.

Bárbara dijo...

Puppetmaster: Viste viste! todos hemos estado en diferentes circunstancias aunque somos los mismos....la verdad a mí me ha pasado al revés...lo primero sí, y lo segundo nunca (hasta ahora).

MCH dijo...

no hay humor en estos días (mucho estrés). Yo estoy en bullet time (ver último post)... Saludos.
PD: Dogor, ojo con la ORTOgrafía.

MCH dijo...

y sobre las percepciones (aunque cambiando un poco el tema), poniéndonos serios, creo que las personas viven con disfraces. Y juegan a ser más serios, corporativos, inteligentes, entretenidos, dependiendo de las circunstancias. Un disfraz para cada momento o día. Muy poca gente se atreve a ser igual siempre. Por eso a uno lo tildan de "loco"...

Pancha dijo...

Yo he sido bruja, y he sido la buena de la película, verduga y víctima, según la óptica con que se mire. Finalmente, he optado por mi sanidad mental en todas las ocasiones, aunque a veces, un poco tarde.

Paloma dijo...

Ayyy, que quiere que le diga... Me leí su bló casi entero, creo que somos vecinas, me río con sus reflexiones... y puedo sacarle pica de mis relaciones raras pero con bastante buena suerte... harto feo interesante, pero harto guapo-guapo amoroso e intleigente... Vaya a mi bló, vea mi mail y escriba pa que nos juntemos a un café... si le tinca...

Saludines y gracias por todas las historias taaaan entretenidas.
Paloma