jueves, 5 de abril de 2007

El guapo-guapo v/s el feo con onda

Hace poco, conversábamos con dos amigas acerca del hombre más guapo con el que habíamos andado (un tema profundísimo, como podrán darse cuenta). Pues bien, todas nos dimos cuenta de que nunca habíamos estado con alguien guapo-guapo, sólo más o menos, o derechamente poco atractivos en el ámbito físico.
Me merezco una mención honrosa: siempre mis pololos o parejas han sido lo que se conoce como el feo interesante, vale decir, el tipo cuyos atractivos no están en lo físico (y pueden avalarlo con creces mis amigas) sino que en lo intelectual: para mí, no hay nada más sexy que un hombre inteligente, con tema de conversación, con interés por las cosas.
Y bueno, nos dimos cuenta que por eso mismo, uno desconfía un poco de los guapos-guapos, que se saben regios, y que creen que no necesitan nada más que su regiez para conquistar a alguien. Me explico: estos hombres piensan que sólo por tener una facha increíble pueden obviar los esfuerzos intelectuales y de otra índole cuando alguien les gusta, y simplemente confían en que la elegida caerá a sus pies por su facha y no por sus esfuerzos de conquista.
Por eso, los feos con onda la llevan, pues como saben que el físico no es su fuerte, potencian otras facetas, como el intelecto, la personalidad o la simpatía, cosas que a nosotras nos enganchan más que una cara bonita o un buen trasero.
Por ejemplo, con las mismas amigas con las que hablaba de esto, veníamos el viernes del cine con dirección a mi casa, y delante de nosotras caminaba un tipo. Flacuchento y con pinta de universitario, por lo que no reparamos mucho en él, hasta que en un semáforo en rojo, se agachó a acariciar a un perrito vagabundo…¡Y nos mató! Después de eso, el perro lo siguió por cuadras, igual que nosotras, que quedamos completamente derretidas ante su gesto de ternura.
Lo mismo pasa cuando uno ve a alguien no muy atractivo de lejos, y después, al acercarse a hablar, se da cuenta de que es un tipo interesante, con cuento, con el que se puede tener una conversación medianamente inteligente por más de 5 minutos: Los bonos le suben un 100%.
En este punto es donde reflexiono: ¿Los hombres pensarán lo mismo? Puede que no todos, pero sí creo que la mayoría o gran parte de ellos las prefiere al revés, y se fija más en la parte física que en la personalidad, simpatía, inteligencia o carácter de la susodicha.

4 comentarios:

puppetmaster dijo...

Hola, esta bueno tu post.
Pero creo que ambos sexos se comportan similarmente. Tengo amigas que dicen que les importa ene como sea la personalidad de un tipo, pero cuando ven a uno con buena pinta que les gusta mandan todo al carajo y se derriten porque él que les sonrió. Como tambien hay algunas que de verdad les atraen los tipos intelectualmente interesantes y no se dejan impresionar por las apariencias. Creo que todo parte de cuanto te valoras como persona. Si eres inseguro vas a tratar de buscar alguien que le guste a la mayoría, pero si eres muy seguro de ti mismo buscas alguien que realmente te guste.

Princessa dijo...

Me encantó tu post. Interesante
Además creo que me pasa lo mismo que a ti, prefiero mil veces un hombre inteligente, con tema, con mundo que un mino rico.
Con respecto a tu pregunta de si los hombres piensan o no igual… No lo se… Pero concuerdo contigo en la creencia de que priorizan el físico en una primera instancia.
Salu2

Rodrigo dijo...

yo prefiero una mina cuerda independiente de como sea, da lo mismo. Ya estuve con varias pinturas, incluso eran cultas, pero más locas que el demonio de tasmania.

Bárbara dijo...

Gracias a todos los que han posteado, he mirado sus blogs y me han gustado mucho, así que los visitaré mas a menudo, como espero que hagan con el mío