martes, 3 de abril de 2007

Abrazo masculino

Acabo de constatar que estas cosas no me pasan sólo a mí, y por lo mismo, me imagino que extrapolando, a los hombres puede que les pase algo similar.
Una amiga me comentó que tenía ganas de un abrazo masculino, y de repente, se me vinieron a la cabeza todas esas veces en las que yo he tenido esas mismas ganas, de hecho, no hace mucho.
Pese a que mi última algo-así-como-una-relación fue hace poco tiempo, he experimentado esos deseos de un abrazo de alguien más fuerte y grande que yo, que me contenga y que me conforte a la vez.
Por suerte, esas ganas no van acompañadas de estados de tristeza, de depresiones, ni de tardes escuchando música melancólica y recordando a mis ex, porque la verdad soy muy mala para deprimirme, pero de todos modos, es un sentimiento que va y vuelve cada cierto tiempo.
Desde hace algún tiempo ando con ganas de estabilidad, yo, la misma que a principio de año, al iniciar este blog, declaraba que no quería pololo. Lo que pasa es que son ciclos naturales, que van y vienen, y a los que uno tiene que ser 100% fiel: si uno anda en la parada de estar sola y de picaflorear por la vida, perfecto. Si uno quiere estabilidad y cosas más serias, perfecto también. Lo importante es ser coherente.
Por eso, segiuré esperando mi abrazo hasta que me den ganas de pasar a la siguiente flor. Lo que pase primero.

4 comentarios:

Pancha dijo...

Opino lo mismo que Rodrigo en el post anterior...Personalmente, no me había dado cuenta de lo mucho que extrañaba esos abrazos, hasta que llegó Jose y me acostumbró a ellos en cosa de días...
Espero que encuentres a alguien que de verdad valga la pena!

Bárbara dijo...

Panchita!
Sí, es cierto, uno no sabe cómo extraña esas cosas. Yo también espero hallar a alguien que valga la pena, pero ya no busco, más bien espero con paciencia, porque de que llega, llega.

Gabriel dijo...

Ando de instruso por acá:
a)Wuauuuu, fue la primera expresión que afloró al leer tu columna, nunca pense que las mujeres, " de hoy en día", iban a reconocer que, aún con todos los defectos naturales que tenemos los hombres, resultamos ser, en algo necesario, para uds.,las mujeres, al menos para un abrazo acogedor y protector. Más aún, a veces, pienso que es mas común al hombre suspirar la necesidad de una "caricia femenina".
b)Lindo y sútil tu blog, me daré una vuelta por aca mas seguido.
Besos

Joel dijo...

Alguna vez te paso que cuando te quieren abrazar, te pones algo dura, como que no reaccionas o algo asi?