lunes, 26 de marzo de 2007

De frente con mi ex/Virgencita de los Rayos/27 años

Esta entrada tiene 3 partes. La primera de ellas sucedió el sábado en la noche, cuando con una amiga partimos a una discoteca capitalina a celebrar por anticipado mi cumpleaños.
Como era menester, fui ataviada con una corona que indicaba mi status de cumpleañera, la que causó admiración entre los concurrentes, en su mayoría gays. Yo estaba feliz porque todos me preguntaban qué onda y yo les decía “es que estoy de cumpleaños”.

De frente con mi ex
En eso estaba, entre saludos y abrazos con desconocidos, cuando me dieron ganas de una mineral. Voy camino al bar tan despreocupada como siempre, cuando ahí, de sopetón, en frente mío, a menos de 50 centímetros, Jorge, mi ex.
Sobre él un párrafo: nos conocimos en esa misma discotheque, casi un año atrás, nos amamos locamente desde el primer momento, estuvimos juntos un mes, y lo pillé en la cama con su ex. A la mañana siguiente, y presa de una náusea como nunca la había tenido, me levanté a las 5 am a limpiar todo mi departamento porque olía a él. Me dolió hasta el alma paro ya lo superé.
Y ahí estaba, regio, con sus lentes de montura oscura, y acompañado de una tipa que probablemente se su polola, porque tampoco era su ex.
Yo ya iba caminando y peor habría sido quedarme parada, así que seguí y pasé por entremedio de ellos, que era el camino natural a seguir, nada de malas intenciones.
Después, con la mineral en la mano, miré un rato a la parejita bailando.
“No puedo ser tan tóxica y quedarme aquí mirando como se divierten, me dije”, así que me fui a la otra sala.

La virgencita de los rayos
A mí siempre me pasan cosas dignas de teleserie, extraordinarias y que no le pasan al común de los mortales, y acá va otra.
Venía de la otra sala, y acababa de dejar de mirar a Jorge y su actual polola bailar despreocupadamente, cuando una pareja de gays se acercan, atraídos por mi corona, y preguntan qué onda.
-Es que estoy de cumpleaños
-Feliz cumpleaños!!-exclaman los dos al unísono
Uno de ellos abre su banano y me dice “te voy a regalar algo, yo no sé si eres creyente o no, pero a mí me llegó mucho cuando me lo regalaron, y me ha ayudado harto. Es la virgencita de los rayos. –y me pasó una medalla de plata, como del porte de una moneda de 50 pesos, con una imagen religiosa-Tienes que ponerla en la billetera, donde tengas la plata, y nunca te va a faltar”.
Yo, que no soy creyente, quedé helada. Eso era, por lo menos, una señal, porque joder! Nadie te regala una virgencita en la disco gay más popular de Santiago! Pero no, ahí estaba él dándome su virgen de los rayos, a mí, una perfecta y coronada desconocida, que justo acababa de quedar nariz con nariz con su ex a penas cinco minutos antes. Era sin duda una señal de que todo iba a estar bien, y de que no tengo que mirar atrás.

27 años
Hoy estoy de cumpleaños. Cumplo 27. Todo el mundo me ha saludado e incluso gente que jamás creí que se acordaría me envió una tarjeta virtual y un saludo. A la noche tengo una celebración con los más amigos en mi casa, y me hace mucha ilusión estar con todos. Estoy contenta, y siento que este año va a ser top. Así lo creo y así me lo dice, entre otras cosas, la virgencita de los rayos.

7 comentarios:

Alejandra dijo...

Felicidades amiga!!!! Nuevamente Feliz Cumpleaños... y sí, estoy segura que la historia de la Virgen de los Rayos es algo simbólico. Aunque debo decirte que cuando me contaste la historia a gritos en la disco, no te entendí nada, y recién en el taxi caché la historia... por eso te pedí que me la contaras de nuevo...
Un abrazo grande

Paula dijo...

Rayos!!! una Virgencita de los Rayos!!! Yo también estoy completamente de acuerdo en que es una señal, y por último si no lo es, fue un gesto de cariño completamente desinteresado por parte de un desconocido, y eso para mí, te carga de buena vibra.

Sobre Jorge, CUEC!, aunque estaba dentro de las posibilidades encontrarse con él, dado que él también frecuenta aquel antro de perdición que tanto nos gusta. Nada, a otra cosa mariposa...

Yo creo que efectivamente puede que muchas cosas cambien este año, que sea un año topísimo, pero si hay algo que no va a cambiar, es tu capacidad de que te pasen las cosas más bizarras y que tu sigas por la vida muy campante. Es lo que te hace ser tú, y es por lo que te queremos, entre otras cosas.

Estoy feliz de poder celebrar otro cumpleaños contigo. Otro abrazo grande.

Rodrigo dijo...

Señorita Bárbara:

Muchas gracias por su mensaje y bienvenida al mundo de Rori, extraño por cierto, un poco freak, definitivamente no representa a mucha gente lo que escribo pero creo que, como lo he dicho muchas veces, plasmo lo que veo, siento y pienso, un punto de inflexión entre mi razón, emoción y acción.

Gracias también por el gusto que sientes con mi blog, por lo que leo en el tuyo hay varias cosas que sientes casi calcado a lo que escribí en alguna de las cosas que aparecen en el mio y eso permite que al menos sienta agrado al leer el tuyo.

Con mis ex podría escribir un libro, cosas buenas, malas, bonitas, feas, da lo mismo, lo importante es que he crecido y han contribuído a lograr que sea una persona que se encamina diariamente a ser mejor hombre y eso se agradece, independientemente de lo que hicieran mientras estuvieron conmigo, provocaron filtros nuevos, y eso es buenísimo.

Tranquila, las cosas no son tan malas como parecen, hay gente que sufrió y sigue sufriendo por cosas que a nosotros nunca nos faltaron.

El amor es uno de los síndromes más adorablemente detestable que existen y debemos coexistir con él si o si, al menos tuviste la posibilidad de "amar locamente" como tu misma escribes y eso, en algún momento, agrandó tu crazón y logró que te dieras cuena de lo que eres capaz de entregar.

besos, abrazos y dos chocolates para ti.

Leonardo dijo...

Doña Barbara:
de visita, me encuentro de boca con tu cumpleaños, felicidades por cierto, lo que es bastante extraño ya que yo el 22 estube tambien de cumple. ASique te puedo decir que dicen que los años impares son los mejores de la vida, o por lo menos eso me dijeron cuando cumpli 15, y hasta el momento en cierto modo se ha cumplido, sin dejar de despreciar los años pares que han sido tambien bastante bueno.
En cuanto a la Vigencita...rayos! no se si es señal, pero por lo menos es acto de buena fe y de buenos deseos.
saludos!

Rodrigo dijo...

Ah...y Feliz cumple.

Serían tres chocolates adicionales.

Bárbara dijo...

Rodrigo:
Es cierto, en una rápida pasada por tu blog pude ver que compartimos hartas cosas. Yo también creo que lo posteas, que no importa cuan mal uno lo haya pasado, siempre queda el buen sabor de boca de que las experiencias te hacen ser mejor persona, te hacen saber cuánto eres capaz de entregar y por lo mismo, vas cachando qué cosas puedes y no puedes aguantar en una relación. Por eso, me quedo cien veces con mi vida llena de altos y bajos, y la prefiero sobre una vida plana sin desdicha pero sin momentos cúlmines de felicidad,
Ah! gracias por los saludos y por los chocolates :)

Bárbara dijo...

Leonardo:
Gracias por el saludo y el posteo!
y feliz cumpleañós atrasado tb!!!!
Vivan los arianos!!!! Es cierto que somos un poquito ególatras a veces, y algo tozudos....pero somos como el yoghurt americano....ácido en la cubierta, pero dulces en el fondo. Lamentablemente, no mucha gente se da el trabajo de llegar hasta ahí....en fin, el consuelo es que los que pueden llegar sí valen la pena.
Gracias por el posteo y que estés super, yo me apronto a disfrutar mi año par, jajajaja