martes, 16 de enero de 2007

Miltiplícalo por 0.6


Esa es la actitud que he tomado desde hace un tiempo. Multiplicar las cosas por 0.6, bajarles el perfil.
Bowie me llama y me dice que soy increíble, que le moví el piso y que está encantado conmigo. Después de la multiplicación me queda un "me gusta estar contigo, me caes bien y te quiero seguir conociendo".
La idea es no comprarles todo lo que dicen porque seamos sinceras: saben lo que queremos escuchar, y nosotras tendemos a creerlo por eso.
Mi posición ahora es bastante pasiva y hasta un poco escéptica. No se trata de que no tengo ganas de toparme con cosas buenas, sino más bien que me entusiasmo menos apresuradamente que antes, y que me he puesto un poco más racional, sin perder el entusiasmo que me caracteriza en estas lides.
Por el momento, esta actitud me ha resultado bien y estoy contenta, porque me permite disfrutar de lo bueno sin enrollarme ni pensar en lo malo.
(Una aclaración al margen: La de la foto, a diferencia de las otras, no soy yo. La pedí prestada del blog http://blogs.ya.com/yamuna/200502.htm. No sé si la que aparece ahí sea la original o si también es fruto del latrocinio, pero ahí está la fuente que usé)

No hay comentarios: